Blog de policialesahora

Blog personal

Noticias y comentarios personales sobre la actualidad en materia de seguridad y policiales

Secuestro y crimen del taxista: los cuatro policías federales volvieron al servicio activo en la fuerza

Escrito por policialesahora 19-11-2016 en policiales. Comentarios (0)

Los cuatro oficiales de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal que fueron liberados por el magistrado federal Daniel Rafecas la Justicia tras el secuestro y crimen de un taxista regresaron al servicio activo de la fuerza tras disponerse el cese del servicio pasivo con el que habían sido sancionados el viernes.

Así lo revelaron fuentes policiales al blog Policiales Ahora, según se publicó en la Orden del Día Interna (ODI) de la fuerza número 220, anulando así lo indicado en la ODI número 219, dada a conocer 24 horas antes.

Allí se detalló que el jefe de la División Operativa Central (ex Antisecuestros), comisario Lionel Santos, el subcomisario Pablo Gil (segundo jefe), el inspector Bruno Mendoza y el subinspector Diego Stella, todos de la misma área están de vuelta en funciones, luego de que el viernes habían quedado al borde de la exoneración.

El juez federal Luis Rodríguez había aceptó el pedido del fiscal federal Carlos Stornelli de detener a los cuatro oficiales por entender que  al recomendarle a la familia del taxista que no pagara el rescate pedido por los secuestradores, estos asesinaron al hombre, identificado como Alberto Sarubbi, de 65 años.

Sin embargo, un día después los cuatro policías fueron liberados y su desempeño respaldado por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, quien ordenó que vuelvan a sus tareas en la fuerza y así cesar el servicio pasivo con el que habían sido sancionados.

Sarubbi había sido secuestrado el jueves cuando iba a bordo de su taxi, un Fiat Siena, por la Capital Federal, y asesinado horas después en La Matanza, luego de que no se hiciera el pago exigido por los captores de 200 mil pesos.


Crimen del taxista: antes de ser detenidos, los cuatro oficiales de la Federal ya habían quedado al borde de la exoneración

Escrito por policialesahora 18-11-2016 en policiales. Comentarios (0)

Los cuatro oficiales de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal detenidos por pedido de un juez federal tras el secuestro y crimen de un taxista yas habían sido pasados a servicio pasivo antes de ser apresados.

Así lo revelaron fuentes policiales al blog Policiales Ahora, luego de que se tomara esa decisión publicada en la Orden del Día Interna (ODI) de la fuerza número 219.

Allí se detalló que el jefe de la División Operativa Central (ex Antisecuestros), comisario Lionel Santos, el subcomisario Pablo Gil, el inspector Bruno Mendoza y el subinspector Diego Stella, todos de la misma área quedaron al boerde de la exoneración.

"La ODI se termina de elaborar alredeodr de las 20:30 o 21:00 y se difunde después de la medianoche, por lo que la detención de los cuatro oficiales se produjo mucho después de que los pasaran a servicio pasivo", precisó una fuente consultada por este blog.

En ese sentido, cuando un efectivo de la Federal afronta un proceso judicial es pasado a disponibilidad preventiva y a medida que la causa avanza su situación en la fuerza se agrava y es pasado a servicio pasivo, la etapa previa a la exoneración si resulta condenado por la Justicia.

Lo extraño en este caso fue que no estuvieron en disponibilidad preventiva cuando así lo amerita este tipo de procesos judiciales, más allá que la decisión del jefe de la Policía Federal tiene facultades suficientes para tomar decisiones drásticas.

Al pasar a servicio pasivo, estos efectivos cobran solamente la mitad del sueldo básico (sin otro tipo de plus) y en caso de salir libres no podrán dar clases en establecimientos educativos de la fuerza (muchos dentro de la federal son abogados, doctores, contadores y aprovechan para ejercer la docencia).

El juez federal Luis Rodríguez aceptó el pedido del fiscal federal Carlos Stornelli de detener a los cuatro oficiales por entender que  al recomendarle a la familia del taxista que no pagara el rescate pedido por los secuestradores, estos asesinaron al hombre, identificado como Alberto Sarubi, de 65 años.

Sarubi había sido secuestrado el jueves cuando iba a bordo de su taxi, un Fiat Siena, por la Capital Federal, y asesinado horas después en La Matanza, luego de que no se hiciera el pago exigido por los captores de 200 mil pesos.


Tras reclamos de vecinos por robos, desplazaron al comisario de la seccional 10ma.

Escrito por policialesahora 15-11-2016 en policiales. Comentarios (0)

Luego de los reclamos que hicieron vecinos de los barrios porteños de Boedo, Almagro y Caballito por robos y otros hechos de inseguridad, el titular de la seccional 10ª, comisario Marcelo Suárez, finalmente fue desplazado y desde  este lunes hay un nuevo jefe.

Fuentes policiales al blog Policiales Ahora que  la salida de Suárez se produjo después de una reunión que mantuvieron vecinos de esos tres barrios, más precisamente de la zona en la que tenía jurisdicción esta dependencia, con funcionarios del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad.

Ya desde este lunes el titular de la seccional es José Luis Martinelli, quien viene de ser segundo jefe en la dependencia 31era. de Palermo.

 Los vecinos de Boedo, Caballito y Almagro, además de organizaciones como Boedo de Pie, Fundación Alameda y la iglesia de San Antonio, además de padres, alumnos y autoridades de los colegios de la zona llevaron a cabo semanas atrás protestas y pedidos para reforzar la seguridad en la zona ante hechos de robos y de zonas liberadas, según indicaron.

De hecho, mantuvieron dos reuniones con funcionarios de Seguridad de la Ciudad para tratar de darle una solución a esta problemática, e incluso en marzo armaron un mapa del delito de la zona y se lo llevaron al propio Suárez sin resultados positivos hasta el momento, y luego lo entregaron a funcionarios de Seguridad tanto de la Ciudad como de la Nación.

Las organizaciones continúan con sus reuniones en la iglesia San Antonio e incluso en los próximos días pedirán entrevistarse con el nuevo jefe de la seccional, el subcomisario Martinelli.

COMISARIO MARCELO SUÁREZ



 


"Son unas conchu..., las típicas mujeres que tienen hijos para no trabajar", dijo un subcomisario bonaerense

Escrito por policialesahora 11-11-2016 en policiales. Comentarios (0)

Un subcomisario de la Policía Bonaerense fue denunciado por violencia de género ante Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad por seis mujeres de la fuerza, luego de agredirlas en forma constante por el solo hecho de ser personal femenino, y a dos de ellas, por haber reducido su jornada de trabajo de ocho a seis horas por ser madres les dijo: "Son unas conchudas, las típicas mujeres que tienen hijos para no trabajar. Son unas inútiles".

En declaraciones al blog Policiales Ahora, la oficial principal Elizabeth Romero relató que el sujeto en cuestión es el subcomisario César Acosta Marín, jefe de la comisaría Distrital Noroeste Matanza 5ta de Don Bosco, la misma en la que trabajaba Marcos Fernández, quien asesinó a los dos policías federales Andrés Oxance y Juan Carlos González el mes pasado en Atalaya, del mismo distrito.

Romero explicó que ella y las otras cinco mujeres denunciaron a Acosta Marín ante Asuntos Internos, que aún no resolvió nada, pero a excepción de ella las demás fueron trasladadas a otras seccionales, ya sea por voluntad propia o por decisión del mismo subcomisario.

El problema es que esta oficial principal recibió este viernes en su casa una hoja la palabra CORTALA, pegada con letras de recortes de diarios.

"Este señor se ensañó con nosotras y ahora trata de hacerme quedar como loca. Él dice que recibe el apoyo del jefe Distrital y se jacta de estar en ese puesto por el secretario de Protección Ciudadana de La Matanza, Carlos Orsingher, y dijo que puso 50 mil pesos para poder estar en esa comisaría", contó la uniformada.

Además, agregó: "Tengo mucho miedo porque él sigue siendo mi jefe y vivo cerca de la comisaría. Conmigo empezó el problema porque yo trabajaba seis horas en lugar de ocho por haber tenido un bebé y ser favorecida por el período de lactancia. Ahí fue cuando me  dijo 'son unas conchudas, las típicas mujeres que tienen hijos para no trabajar. Son unas inútiles'. Es violento, maltratador y quiere inspirar miedo", sostuvo Romero.

Según contó Elizabeth, las otras oficiales de la Policía Bonaerense que denunciaron a este subcomisario ante Asuntos Internos fueron "la sargento Sonia Lucero, a quien logró trasladar, la oficial subayudante Carla Crispi, quien sufrió persecución y maltrato hasta que también la trasladó, la sargento Marianela Castellano, la capitán Ana María Cañete y la oficial ayudante Natalia Cabrera, quien pidió el traslado por cuenta propia y la mandaron a la Departamental Quilmes, luego de que ella comentó que era castigada psicológicamente por este señor".

Romero contó también que su ex compañero, quien asesinó a los dos policías federales "ya se sabía que no andaba bien psicológicamente" y Acosta Marín "también lo sabía pero nunca hizo nada, porque el problema de él eran las mujeres de la comisaría nada más".

"El miércoles fue a declarar de manera espontánea en la causa de Castellano a la comisaría de Ramos Mejía y algunos compañeros me pasaron el dato que mi jefe se había comunicado con el comisario de la seccional donde declaré para decirle que me pida pericias porque yo estaba loca", contó.

Por último, reveló que cuando se comunica con el personal de Asuntos Internos para pedir respuestas, le dicen que están trabajando, que están haciendo una investigación, que tenga paciencia, que me tranquilice", al tiempo que ella pidió "que por favor" la sacaran de esa seccional.

"Queremos hablar con la gobernadora María Eugenia Vidal o con el ministro Cristian Ritondo para contarles esta situación que vivimos. Si no se puede, hablar con la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, ya que este jefe dice estar avalado por el Municipio, para que sepan lo violento y peligroso que es para nosotras", concluyó.


Traspaso de Policía Federal a la Ciudad: rechazaron medida cautelar presentada por un suboficial

Escrito por policialesahora 10-11-2016 en seguridad. Comentarios (0)

La Justicia rechazó en las últimas horas laprimera medida cautelar presentada por un suboficial de la Policía Federal que se negaba a ser traspasado a la órbita de la Ciudad y pedía la inconstitucionalidad del acuerdo.

Fuentes judiciales revelaron al blog Policiales Ahora que el sargento Sergio Alberto Coronel recibió un revés judicial tras un fallo de la titular del Juzgado Contencioso Administrativo Federal número 8, a cargo de Cecilia Gilardi Madariaga de Negre.

El efectivo policial había iniciado una demanda contra el Estado Nacional, el Ministerio de Seguridad de la Nación, la Policía Federal Argentina, y el Gobierno de la Ciudad para pedir dejar sin efecto el traspaso porque entendía que con ese acuerdo "se vulnera, en forma manifiestamente ilegal y arbitraria, derechos adquiridos de los Policías Federales afectando la dignidad profesional y violando todos los Derechos" de la ley de la Policía Federal.

En la presentación del sargento también pedía suspender su traspaso porque "el acto cuestionado viola a su entender derechos constitucionales, siendo ilegítimo y por tanto carente de ejecutoriedad alguna, trayéndole aparejado para él y su familia, una pérdida de derechos adquiridos como consecuencia de la aplicación del Traspaso de la Policía Federal a Policía de la Metropolitana".

Sin embargo, la magistrada rechazó la medida al entender que la misma no vulnera los derechos adquiridos de los policías.

"En primer lugar, cabe recordar que la procedencia de la medida solicitada se halla condicionada a que se acredite: 1°) la apariencia o verosimilitud del derecho invocado por quien las solicita (fumus bonis iuris), y 2°) el peligro en la demora, que exige la probabilidad de que la tutela jurídica definitiva que la actora aguarda de la sentencia a pronunciarse no pueda, en los hechos, realizarse, es decir que, a raíz del transcurso del tiempo, los efectos del fallo final resulten prácticamente inoperantes", señaló la juez en parte de su fallo.

Además, agregó: "Asimismo, no debe olvidarse que cuando está de por medio un obrar estatal que goza de presunción de legitimidad (ley 19549, art. 12) y tiene grave incidencia en el bien público, la concurrencia de los requisitos normalmente exigibles para la procedencia de la cautela pretendida debe ser analizada con mayor rigor y especial prudencia".

La magistrada indicó que "dada la brevedad de los plazos que consagra la ley de amparo y teniendo en cuenta, que en autos ya se ha ordenado librar oficio a la parte accionada a fin de que produzca el informe previsto en el art. 8° de la ley 16.986 (Vide. fs.110), entiendo que el requisito de peligro en la demora que establece el inciso 2° del artículo 230 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación para la procedencia de la medida cautelar solicitada, no se encuentra suficientemente acreditado".

"Sentado ello, debo señalar que si bien es cierto que los dos requisitos exigidos por el art. 230 del C.P.C.C.N. se hallan relacionados de modo tal que, a mayor peligro en la demora no cabe ser tan exigente en la demostración de la verosimilitud del derecho y viceversa, ello es posible cuando, de existir realmente tal peligro en la demora, se haya probado en forma mínima el fumus bonis juris; no pudiendo ser concedida la medida cautelar cuando no se ha podido demostrar alguno de los requisitos", añadió.

Por último, precisó: "Asimismo, cabe agregar que, no corresponde dictar a título precautorio decisiones cuyo objeto coincida total o parcialmente con el de la demanda, ya que después de su dictado el proceso quedaría vacío de contenido al satisfacerse por medio de la cautelar el objeto de la pretensión".